20.11.08

Fuego mata miedo

“Que abra la puerta, que la abra”, me decía la doña, pero yo cagado del miedo no quería y la empujaba mientras su gloriosa y estupenda cabeza forzaba la entrada. “Que abra que yo debo estar aquí”, me decía sin mostrar el desespero de la fuerza que aplicaba. Luego dejé que me atravesara y aunque seguía asustado sus brazos, que pronto fueron de fuego, me consolaron pero yo no dejé de temblar.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

miedo hay que tenerte a vos..

Robert Gato Blog dijo...

Verro Jaime esta historia me recordo mis encuentros con la vieja niove en mi primera residencia estudiantil marabina. Mas bien maracaibera, decia niove: Abrí esa puerta maricón, donde esta el gocho marico ese (refiriendose a ibrahim el gocho). Cuando abrimos la puerta, Alexander conocido como: Michael Jay y yo vimos a niove como con un cuchillo oxidado trataba de abrir la puerta. Abrí gocho marico, a la ve como para hacer un podcast.
Robert gato

Anónimo dijo...

Me recordo la senora niove. : )
Robert Gato

Industriales del Pillopo dijo...

podemos hacer es un blog de puras historias en podcast... y que comience la podcast-fever!!!